Pinceladas sobre meditación

La meditación es una práctica el objetivo de la cuál es el bienestar, para ello existen técnicas que ayudan a modificar las emociones, eliminan el estrés, relajan o ayudan a conocerse uno mismo. La meditación puede usarse también para percibir o alcanzar conocimientos que de otra forma sería imposible debido a la dependencia que tenemos de nuestros sentidos.

Desde que nacemos nos educan en una sociedad consumista, donde lo importante es poseer cuantas mas cosas mejor, intentamos acumular dinero, casas, coches, tecnología punta, las amistades se crean por intereses mas que por afinidades, creemos que si hacemos mil cosas simultáneamente somos mejores y mas eficaces, intentamos llenar nuestro tiempo de actividades porque creemos que así disfrutamos mas de la vida y nos ayuda a olvidar el día a día … estas apropiaciones nos producen felicidad pero momentánea y las que no conseguimos nos frustran, todo esto nos desgasta y la mayoría de veces son vanas ilusiones, nos han hecho ver como imprescindible muchas cosas que no lo son, todo lo contrario, son superfluas. La persecución de estos objetivos en plan rebaño nos desgastan, nos agotan, nos crean enfermedades y acaban con nosotros física y mentalmente, nuestro carácter y nuestras acciones se ven influenciadas por este ritmo de vida y nos transforman.

Con el adiestramiento en el arte de meditar conseguiremos ser felices no por lo que tenemos sino por lo que somos, aprendemos lo que es realmente importante y apartamos lo superficial, aprendemos a hacer las cosas de una en una y con pasión, a apreciar cada instante de la vida, a ver los sucesos desde diferentes puntos de vista, a entender los problemas dejando así de ser problemas, a escuchar, a percibir, a entender a ser nosotros mismos por mucho que el entorno nos quiera cambiar.

¿Como se medita?
Se puede meditar de varias formas, habitualmente se hace sentado o en una postura cómoda pero hay técnicas, filosofías de vida que convierten los actos diarios en meditación, cada acción que uno hace la hace meditada, concienzuda, estudiada, con el corazón, otras técnicas utilizan objetos que ayudan a recordar.

Hay diversos tipos de meditación, estos son algunos:

Meditación completa o budista: Se trata de mantener la mente enfocada en el presente, este tipo de meditación también se puede basar en la acción, cada acción que hacemos la hacemos en el presente.

Otra es la Plena, con el objetivo de cambiar la forma de pensar, sentir y actuar. En este tipo de meditación nos concentramos en nuestra respiración hasta estar inmersos en uno mismo.

La meditación transcendental se basa en repetir un mantra, normalmente mañana y tarde.

La meditación Zen se practica sentado y hay que vaciar la mente, no pensar en nada, para ello se pueden contar las respiraciones de forma repetida.

Meditación de Fijación de la atención, mantener fijo en un lugar el punto de mira de la mente.

Meditación Vipassana, mediante la observación de las cosas esta técnica pretende controlar la mente, la consciencia se hace cargo de que veamos el mundo tal como es.

La meditación Mantra o enfocada utiliza sonidos y cánticos, se basa en que la vibración de los sonidos puede llegar a estimular el sistema endocrino.

Meditación Taoísta, se centra en el Ki, enfoca la consciencia en un punto.

¿Como empezar?
Busca un lugar tranquilo donde haya silencio y a ser posible una tenue luz. Hay que evitar posibles distracciones a toda costa.
Ropa holgada y cómoda, nada que apriete y a ser posible la postura de loto, sino una que nos permita estar sentados cómodamente durante el tiempo que dure la sesión.
Lo ideal sería practicarlo 2 veces al día en sesiones de media hora, con eso es suficiente. Controlar la respiración es básico, la respiración debe ser fluida.
Mucha paciencia y la mente abierta, la meditación implica tiempo y constancia y mucha disciplina.

Una vez cumplidos los puntos anteriores podemos empezar con una meditación denominada de fijación en la que miraremos algo de forma activa, un objeto a ser posible natural colocado a una distancia que nos permita mirarlo sin esfuerzo, y trataremos de sentir ese objeto solo con la mirada, a sentirlo me refiero a como si lo palparas, como si lo tocaras y es importante no mirarlo fijamente en un punto sino escudriñar, investigar con la mirada, reseguirlo. Cuando vemos un objeto tendemos a utilizar palabras para definirlo, cuando utilizamos el tacto no solemos utilizar palabras sino que interiorizamos mas esa experiencia. La palabra mágica para este ejercicio y en general para la vida es “atención”. Con este tipo de meditación podemos percibir cambios de tamaño del objeto, aureolas, cambios de brillo, cualquier cambio, este fenómeno se le llama Makyo y son un conjunto de ilusiones que proyectamos nosotros mismos sobre ese objeto, estas ilusiones no indican si se hace bien o mal la meditación sino que se está concentrado y no deben apartarnos del camino.

En el transcurso de la meditación, sobretodo al principio seremos víctimas de la “Ley del buen momento”, en la que si consigues estar tranquilo y relajado piensas -Que bien lo hago, estoy solo y relajado! – en ese momento acabas de apartarte de la meditación

Beneficios de la meditación
Estos son solo algunos de los beneficios científicamente comprobados de la meditación, algunos de estos beneficios se consiguen al principio pero la mayoría a medio plazo, a base de constancia,

Meditar aumenta la actividad electro encéfalo gráfica de las ondas Alpha, beta y gamma lo cual influye en la relajación y en el trabajo cerebral, estimula el sistema inmunológico y permite integrar lo ilimitado al uso cotidiano y permite además llevar una vida activa, nos proporciona una mayor consciencia, estimula todo el cerebro en general, según la práctica unas zonas mas que otras, aumenta la creatividad y en definitiva promueve la felicidad debido al estimulo en la fabricación de serotonina. Libera el estrés, meditar disminuye el lactato en sangre lo que hace disminuir la ansiedad además se consigue un equilibrio emocional, reduce la presión sanguínea, retarda el envejecimiento cerebral …

Os hacen falta mas motivos para empezar a meditar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.